Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Finanzas Personales

 Editor de contenido ‭[1]‬

​​​

Artículos de interés - Finanzas Personales​​

​​

mayo 13
Instrucciones para hacer un presupuesto familiar

Fuente: Old Mutual Colombia


Un presupuesto familiar es un documento donde se tiene el registro de los ingresos y egresos en la casa. Esto permite planear los gastos, cumplir las obligaciones, compras, establecer metas y determinar un ahorro mensual.

Este presupuesto, además de servir como planeador de finanzas, también sirve para adquirir mayor responsabilidad sobre el dinero, mejorar la comunicación sobre asuntos económicos y enseñar a los más pequeños de la casa sobre la importancia del ahorro, la función del dinero y la definición de metas y objetivos.

Para hacer un presupuesto familiar se requieren unos pocos pasos que explicaremos a continuación:

Tener un documento donde registrar todo

Puede ser un cuaderno, un archivo de computador o incluso una aplicación para celular, pero es importante que todos los miembros de la familia puedan acceder a la información que allí está. Este documento debe reunir toda la información de ingresos y egresos, así como las metas fijadas por la familia.

Una buena idea es que todos puedan ver la información, pero sólo cuando toda la familia esté reunida se puedan escribir nuevos datos.

Identificar y registrar los ingresos

En el presupuesto se debe escribir toda la información de los ingresos fijos de la familia como sueldos, pensiones o rentas, también los ingresos ocasionales como comisiones, regalos, premios, intereses y similares. Esto permitirá saber de cuánto es el ingreso total cada mes y poder hacer las cuentas basándose en esta cifra.

La información debe ser verídica y no se deben esconder datos del resto de la familia, esto generará desconfianza y conflictos. La familia es un equipo donde todos ganan si trabajan juntos.

Identificar y registrar los egresos

Hay dos tipos de gastos, los obligatorios o prioritarios como vivienda, alimentación, salud, educación, transporte, seguros, impuestos, servicios públicos, mascotas, ahorro y deudas adquiridas; y los gastos opcionales u ocasionales como ocio, regalos, recreación, viajes, lujos y vestuario.

Esto permite ver cuántos gastos prioritarios hay, descontarlos de los ingresos y sobre el dinero restante evaluar si se puede usar para algún gasto opcional o si es mejor ahorrarlo y usarlo después.

Hacer un balance

Si los ingresos son menores a los egresos se presenta un déficit, es decir, la familia tiene más obligaciones que dinero disponible, por lo que se deben hacer recortes en los gastos. Lo primero es recortar la mayor cantidad de gastos opcionales, luego ver si es posible reducir los gastos prioritarios como hacer un mercado más pequeño, gastar menos en transporte o ahorrar para reducir el costo de los servicios. Sea como sea, nunca se deben superponer los gastos opcionales a los prioritarios.

Si la familia tiene más ingresos que gastos, se dice que hay un balance positivo y este dinero restante puede usarse para adquirir algún lujo o, incluso mejor, ahorrarlo para invertirlo luego en vacaciones o una ocasión especial.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.