Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Élite

 Editor de contenido ‭[1]‬

Artículos de interés - Élite ​​​​​​​


octubre 06
Los fondos inmobiliarios como oportunidad de inversión

Los expertos de Old Mutual consideran que la diversificación brinda en el mediano plazo mayores posibilidades de optimizar la relación de riesgo retorno. En este sentido, una adecuada diversificación que incluya inversiones de deuda pública de la parte media de la curva, deuda privada indexada en IBR e IPC principalmente, renta variable emergente e inversiones en el sector inmobiliario y fondos de capital privado, generaría oportunidades de retorno interesantes en el corto y mediano plazo.

De otro lado, los analistas económicos en el país opinan que una de las apuestas de inversión en el 2017 es la construcción. Es por eso que, una atractiva opción de diversificar las inversiones -actualmente muy de moda- y que por todos lados se escucha es la de los fondos de capital privado que, según Bancoldex, son administrados por un gestor profesional, cuya función es hacer inversiones en empresas que él considere elegibles y que tienen potencial para crecer y generar valor para el inversionista.

Ahí es donde los fondos inmobiliarios, sin ser de capital privado, toman relevancia; utilizan los recursos de sus inversionistas para adquirir portafolios de bienes raíces sobre los cuales se generará una rentabilidad fruto de rentas derivadas de arrendamientos y/o valorización de los activos. Es un conector entre el mercado de capitales (dinero) y el de finca raíz (propiedades).

Los fondos de inversión inmobiliaria nacen como una opción atractiva, rentable y segura. Es un vehículo creado para canalizar inversión en bienes raíces; utiliza los recursos de sus inversionistas para adquirir portafolios de bienes inmuebles sobre los cuales se generará una rentabilidad fruto de rentas derivadas de arrendamientos y/o valorización de estos activos adquiridos.

Características del proyecto inmobiliario como inversión.

  • Para invertir en fondos inmobiliarios se debe estar dispuesto a invertir capitales a mediano y largo plazo, pues estos productos no se venden tan rápido como los bonos o las acciones.
  • Estos fondos utilizan los recursos de sus inversionistas para adquirir portafolios de bienes raíces sobre los cuales se generará una rentabilidad fruto de rentas derivadas de arrendamientos y/o valorización de los activos.
  • Únicamente las fiduciarias, las comisionistas y las administradoras de fondos; los bancos y demás entidades financieras no están autorizados. Es bueno aclarar que estos fondos tienen separación de bienes con la administradora; poseen un NIT independiente. Por esta razón el ente administrador no puede tomar el dinero de sus inversionistas para asumir sus obligaciones, así el riesgo es menor comparado con otros productos.
  • Existen economías de escala. Un fondo con bastantes inmuebles puede hacer mejores ofertas a los proveedores de estos servicios.
  • Estos fondos cuentan con mejor poder de negociación. Pueden obtener mejores descuentos que si una persona natural hace la oferta.
  • Mediante un fondo se puede tener una buena calidad de activos y arrendatarios. Hay sostenibilidad en los contratos de arrendamiento y posibilidad de disminuir el riesgo de vacancia.

Es la oportunidad perfecta para hacerse a una porción del sector más vigoroso y de mayor proyección de la economía nacional.

La principal recomendación para quien esté considerando esta alternativa es que defina el riesgo que está dispuesto a correr, ya que aunque se percibe como una opción que no tiene pierde, la finca raíz ofrece un universo de posibilidades: es diferente invertir en tierras de engorde (especulación en tierra) o en inmueble arrendado (activos de flujo de caja estabilizado).

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.