Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Finanzas Personales

 Editor de contenido ‭[1]‬

​​​

Artículos de interés - Finanzas Personales​​

​​

septiembre 01
Consejos prácticos para crear una disciplina de ahorro

  • Tenga siempre presente el propósito de su ahorro, esto le ayudará a posponer algunos gastos innecesarios por la consecución de lo que usted mismo definió como prioridades.
  • Cree un fondo de emergencia por el equivalente a 6 meses de ingresos. Este es el único fondo del cual usted debe retirar dinero cuando se le presente una emergencia. Un buen instrumento para guardar este dinero es un fondo común ordinario.
  • En la medida que haya ido liberando sus deudas, destine este mismo dinero para ahorro.
  • Cree un rubro en su presupuesto con el nombre de ahorro, en lo posible no debe ser inferior al 10% de sus ingresos.

¿Cómo determinar un monto de ahorro adecuado?

Determinar cuánto se recibe y en qué se gasta es definitivo para saber cuál es el excedente del que se puede disponer para ahorrar. Para realizar este presupuesto, es necesario realizar una lista con el mayor nivel de detalle sobre los gastos que se tienen usualmente en un mes y comparar el total de gastos con los ingresos recibidos, esto revelará si está dentro de sus medios, un excedente para ahorrar e invertir, o si está gastando más de lo que genera.

Después de conocer el monto que se tiene disponible, se debe determinar cuál es el porcentaje que se está dispuesto a ahorrar. Si por el contrario, se encontró que los ingresos actuales, son iguales o menores a los egresos y por esto no se está ahorrando, se debe empezar a estudiar detenidamente los gastos y se encontrará que algunos de ellos se pueden reducir o eliminar sin que por ello su vida vaya a cambiar en forma drástica.

Por lo general se recomienda que lo que se disponga para el ahorro sea entre el 10% y el 20% de los ingresos, pero más importante que el monto del ahorro, es la disciplina con la que este ahorro se hace. Esta conducta es más fácil mantenerla, si se le pone nombre propio al ahorro, ya que tener presente el propósito para el cual se está ahorrando, motiva al ahorrador.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.