Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Segemento Finanzas Personales

 Editor de contenido ‭[1]‬

​​​

Artículos de interés - Finanzas Personales​​

​​

septiembre 08
Postergar o procastinar, el mal hábito de aplazar las cosas


Procastinar, una palabra más bien extraña para muchos, pero su acción es conocida por todos. El dejar las cosas para después es una costumbre que tenemos la mayoría de los seres humanos; es una “enfermedad” conductual según expertos.

La costumbre de dejar todo para después es un mal hábito del comportamiento; aquellos que lo padecen consideran que no es un problema sin embargo, en muchos casos está privando a las personas de alcanzar gran parte de sus objetivos. Puede traer consecuencias e impactar de manera negativa las decisiones de la gente o reflejarse en el mal desempeño y los resultados de actividades asignadas.

En las empresas, dejar las tareas para última hora es usual; en el hogar, las personas también suelen retrasar esas actividades que debían cumplir en un tiempo determinado, pero ¿Por qué nos gusta dejar todo para después?

  • Hay personas que les gusta trabajar bajo presión del último minuto (entregar las cosas a última hora)
  • Demora en la toma de decisiones u otras actividades importantes de la vida
  • Falta de interés / priorización
  • Las tareas que más se postergan son las que no son divertidas y no son obligatorias de realizarlas en el instante

Las causas están directamente relacionadas con la educación que la persona haya recibido: A veces porque son demasiado pesadas o duras de realizar, otras por simple pereza, indecisión o miedo.

Postergar es una decisión intencional, que sucede de manera muy rápida, y conlleva a posponer sin necesidad, o a dejar incompleta alguna meta o tarea que la persona se había propuesto realizar; a su vez, sustituirla por otras actividades de poca prioridad, a pesar de las consecuencias negativas y las desventajas que esto trae.

Pero una cosa es posponer algo por un motivo de fuerza mayor y establecer un plazo específico para realizar esa actividad. Otra, es postergar crónicamente una tarea o meta, experimentando ansiedad, angustia, culpa, vergüenza, baja autoestima, baja autoconfianza e incluso depresión.

¿Cómo cambiar este hábito?

Para cambiar el hábito de la procastinación, hay que dejar de lado las excusas que te motivan a postergar.

  • Hay que identificar las excusas habituales, cuál es la causa real de la postergación: ¿Miedo? ¿Pereza? ¿Hay algo más importante para hacer? ¿Es aburrido? ¿Es difícil? Al responder sinceramente estas preguntas, encontrará el motivo principal por qué está dejando esta actividad para después.
  • Crear un plan que ayude a realizar la tarea; modificar el entorno, buscar una forma divertida de hacerla en vez de aplazarla y premiarse haciendo algo agradable apenas se termina la actividad.
  • Actuar: Muchas veces lo pasa es que nos cuesta arrancar. Hay que diferenciar lo urgente de lo importante, dividir las tareas y enlistarlas, poniendo en el calendario la fecha y la hora exacta para realizarlas.

Hay muchas frases que van en línea para evitar la postergación; “Al mal tiempo buena cara”; “El mañana solo existe en el calendario de los necios” (Og Mandino); “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” (Benjamín Franklin). Pero es uno mismo quien puede ponerle límite al dejar las cosas para después y medir el costo final, la ansiedad o el estrés producidos por haberlas aplazado porque después, después es nunca.


Fuente:
LC María de Montserrat Palacios Flores GCI Consultores Empresariales
https://www.liderazgohoy.com/como-eliminar-habito-postergar/
www.inteligenciafamiliar.com
http://es.wikihow.com/dejar-de-postergar
https://maximopotencial.com/3-pasos-para-dejar-de-aplazar-cosas-destruyendo-la-postergacion/
https://prisciharcha.wordpress.com/2012/11/21/como-puedo-dejar-de-postergar-las-cosas-y-aprender-a-hacerlas-a-tiempo/

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada de blog.